Haz lo que quieres y sé quien realmente eres. Es tiempo de que eso suceda. 🌠🌠🌠

Pero comprende que ambas condiciones son impermanentes, están sujetas al cambio. Eso que deseas hacer es distinto a cada momento, y esa que eres, también va cambiando en función de cada situación, cada entorno, cada presente.

Estamos habituados a observar el ser y el deseo como componentes estáticos de la realidad. Observarlos de esa manera los vuelve inalcanzables. Nunca logras ser quien crees que eres porque observas la imagen ilusoria en tu mente en vez de sentir y encararte siendo.

Ser, no significa convertirte en algo o alguien con características específicas. Ser significa ser eso que eres, completamente, ahora. Ser se siente, no se piensa. Ser es una experiencia corporal-real-vívida, nada tiene que ver con ilusión, fantasía, búsqueda o proyección.

2020 será un año en que ser quien realmente uno es, será prioridad. Para ello, necesitamos ejercitarnos en la libertad interna, en permitirnos ser eso que emerge como verdadero en nuestro interior, en cada momento. No recortarnos, no limitarnos por creencias, pensamientos, miedos, el qué dirán… Sino ocuparnos, habitarnos, expandirnos, completamente completos siendo.

Hacer, como consecuencia del deseo, se mueve en el mismo sentido. Hacer lo que quieres conlleva un alto grado de libertad interna. Pero no es hacer lo que quieras, sino lo que quieres… ¿comprendes la diferencia? En el segundo caso hay un foco, un objetivo, implica saber lo que quieres. En el primer caso, implica despilfarrar tu energía sin foco ni sentido.

Saber lo que quieres tiene el gran desafío de “pensar” con el corazón. Retomamos el sentir, desde el cuerpo, desde la vida, y no desde la ilusión creada por tu mente. ¿Qué es lo que tu corazón te pide hacer? Date a libertad para moverte en esa dirección. Esa es la expresión del verdadero ser.

Ahora, imaginas un gran deseo, un gran logro, una manifestación de tu ser amplia y maravillosa, y nuevamente te quedas a medio camino. Si observamos el “hacer desde el ser” siempre como experiencias decisorias y fundamentales en nuestra vida, lo vuelve inalcanzable. Estamos nuevamente creando imágenes, expectativas, ilusiones.

Hacer desde el ser comienza en lo cotidiano, en las pequeñas cosas. Significa permitirte descansar si eso es lo que tu cuerpo te pide. Significa quietud y silencio o tal vez sociabilizar, lo que tengas ganas. Significa darte el tiempo para cocinar algo rico o por el contrario, darte el “permiso” para no cocinar si no lo sientes.

Básicamente, significa crear y construir coherencia entre lo que sientes y lo que haces, traspasando todos esos pensamientos que te llevan en el sentido opuesto a tu sentir. Y eso, se ejercita cada día, comenzando con las más pequeñas cosas.

Si no logras esa coherencia en las sutilezas cotidianas, por supuesto será muy difícil que lo logres respecto a las pulsiones mayores de tu ser. Y entonces, por supuesto, te desanimas porque lo ves como inalcanzable. ¿Cómo puedes abrirte a conectar con tu vocación / pasión / misión de vida y luego, manifestarla, si ni siquiera te permites conectar con tu verdadero sentir aquí y ahora y accionar en consecuencia?

Practícalo. Cada día, ponte la meta de crear esa coherencia de hacer desde el ser en todas las situaciones que empieces a notar que te restringes, que dices que si cuando sientes que no –o viceversa–, cuando te limitas o te expandes sin necesidad, cuando pierdes el foco por las demandas externas que se cuelan en tu mente.

A medida que lo practiques, irás comprendiendo, encontrando el método para mantenerte alineada en tu coherencia, conectada, presente y podrás ir abracando expresiones más amplias de tu ser. Si te comprometes, más rápido de lo que piensas, estarás siendo quien realmente eres y haciendo lo que quieres.

Pero no es magia. No te lo dará el universo ni dios, no sucederá misteriosamente. Requiere de ti, de tu compromiso, voluntad y foco. Entonces, sucederá porque tú lo habrás hecho suceder.


0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *