“Buscamos entrenar la capacidad de gestionar los desafíos de nuestra vida con estabilidad, creatividad, claridad y aprecio.

En general, las personas se encuentran con grandes desafíos en momentos claves, de transición, y tienden a responder de tres maneras: miedo y enojo, depresión y adormecimiento o compromiso.

La práctica zen tiene el sentido de ampliar y potenciar nuestra capacidad de comprometernos con lo que sea que sucede. Para ello, utilizamos tres habilidades o entrenamientos:

La meditación, para encontrar el propio centro, calmar la mente y luego comprometernos con lo que es en este momento.

La investigación sobre las aspiraciones del corazón, el llamado de tu propio ser, las promesas que le has hecho a tu futuro yo.

La disolución de las creencias fijadas y las limitaciones auto-impuestas sobre la propia libertad. La intención es encontrar la verdad y aprender a funcionar a partir de ella sin confusión.

El corazón nos lleva a alinearnos con lo que es verdad en nuestra vida, y la meditación nos lleva a alinearnos con lo que es verdad en este momento presente.”

Hogen Bays, Roshi, Zen Community of Oregon.
https://www.youtube.com/watch?v=fBrCxkZOzTs&list=WL&index=4&t=0s


0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *