Me encontraba muy perdida y salí a buscarme, sin éxito.
Cogí un mapa del mundo, pero tampoco me encontré.

Fui a comprarme ropa nueva y, con ella puesta, me hice un corte de pelo diferente. Al mirarme al espejo me pregunté quién era esa.

Busqué arriba y abajo, a la izquierda y a la derecha, cerca y lejos, y por ninguna parte encontré un atisbo de mí.

Pregunté a mi mejor amiga, y con su respuesta me perdí aun más.

Me pregunté a mi misma, y me asusté. Así que seguí indagando por dentro, y cuando creía que me había encontrado, era mi máscara.

Seguí sumergida en mi mente, y cuando estaba convencida de que esa era yo, era mi sombra.

Agotada, dejé de buscar, desvaneciéndose todas mis expectativas.
Fue entonces cuando en el absoluto silencio de mi interior, en el pequeño espacio entre pensamientos involuntarios, me sentí. 💖💖💖

Del libro “En un lugar muy lejano, dentro de ti” de Gerardo Gomez. Ilustraciones por Aldo Tonelli.


0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *