Había aprendido a lucha contra su cuerpo y un día decidió escucharlo.
Entonces se dio cuenta que cuando empieza la escucha, la guerra se acaba.

@lola.vendetta


0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *